jueves, 21 de junio de 2007

¿Dónde está el piloto? 2: la venganza sangrienta

Tiene razón Balsero Cubano, en la esquina de arriba de este blog estaba empezando a aparecer un musgo microscópico. Pero le di un tapsin y chao. Puta que sirve tapsin pa todo.
Es el remedio de Chile. Yo lo amo.
Pa cualquier cosa aplicamo Tapsin y listo.
Bueno, a lo que vinimos.

Pongo voz de locutor de fútbol y les cuento: En el capítulo anterior habíamos quedado en que me quedé dormido cuando tenía que ir a buscar a mis viejos al aeropuerto. La culpa me convirtió en una pulga manejando un autito de juguete.
Y la historia había quedado cuando llamé a mi vieja.

-Aló mamá?…esteeeem…
- Hola hijo!!!
- Esteeeem, pucha vieja me quedé dormío…
- No importa hijo, si nos vinimos en bus sin ningún problema, lo único es que como no contestabas el celular estábamos preocupados de que te hubiera pasado algo…

Xuxa mi vieja, pensé.
Cero rencor, cero bronca. La cagó.
Después le pregunté si mi papá tenía ganas de estrangularme y me dijo “naaaa, si estamos re bien nosotros, véngase pa cá y almorzamos”.

Snif. Snif y muchos snif.
Mi mamá siempre ha sido así, una mina optimista a full, y que –casi- nunca la he visto enojada.
Y si se enoja, plúm, se le pasa al toque.
Mi viejo es al revés. Pero al revés al revés, porque cuando se enoja queda la mansaca y vuelan hasta las murallas de la casa. O volaban porque con la edad el loco está más calmao.

“Ya vieja, nos vemos entonces”. Tu-tu-tu-tu-tuuuuuuu.
Coloqué mi disco de carretera (que ya les dije una vez que se llama “carretera”), y rajé a Valpo.
Cantando todo el camino. Wow.
Iba más contento que la cresta. Chalalá, segundo túnel….chalalá, último peaje….Chururutchuchú Casablanca-Lo Vásquez y Turupturúp…llegué a mi Valparaíso querido.
Cerro Placeres y wá.
Y como le dijo la vaca al burro: “esto es oooootra cosa”. Y así es, Valparaíso es ooootra cosa.

Llegué a mi casa (la de mis papás que igual es mi casa y qué jué) y estaban mis viejos con una sonrisa del porte del avión. Nos abrazamos todos como los futbolistas cuando meten un gol, y nos pusimos a saltar y a bailar una ronda (es mentira, pero necesito darle más alegría a este momento).
Abrazos, regalos, etc. Abracé a mi vieja varias veces, porque quería verla, porque tenía la culpa metida en la cuchara, y porque tenía ganas de tenerla abrazada no má.
Carepalo.

Y pa celebrar los invité a comer paila marina a la marisquería “Los Porteños”.
Bueno, y de eso quería hablarles en este post. Quería hablarles del famoso restorán y marisquería Los Porteños (el medio cambio de tema).
Cachen este concepto: Pal 21 de mayo pasado fuimos a Valpo los siguientes artistas:“Malasjuntas”, “Yonoborro”, “Balsero Cubano” y este humilde servidor. Y claro, si uno va a Valpo y no almuerza onde Los Porteños (Valdivia 169, a un costado del mercado de plaza Echaurren), entonces nunca estuvo en Valpo.
Y allá fuimos.
Eivibari (todos juntos en inglish, ojo).

Bueno, y ese día que fui, a “Los Porteños”, con los chic@s del bló me quedé pegao en el loco que atendía: el mesero. Un weón entero amistoso.
Algunos clientes llegaban y lo saludaban de besos. Cáchate la propuesta!!, de besos. Otros locos, que ya se iban, esperaban que dejara de atender alguna mesa, y se pegaban el tremendo abrazo, con beso incluido por supuesto. También le pasaban a las guaguas pa que –obviamente- las besuqueara, y luego abrazaba a toda la familia.
Saludos pa todos lados, y yo nunca había visto a un mesero tan querido.
Parecía año nuevo.

Esas weá pasan sólo en Valparaíso pensé. Una ciudad que la hacemos todos los que vivimos ahí. Más que la arquitectura y eso que tanto le gusta al turista, Valpo la hacemos todos los humoristas que vivimos ahí adentro.

Y armé una teoría.
Cáchenla.
Una micro chiquita, del porte de una miga de pan, baja desde la punta de un cerro porteño. Cerro porteño del porte de un saco de harina ponte tú. Y la micro chiquita va agarrando a toda la gente mientras baja. Y chink-chink, cuando la micrito llega abajo (al plan de Valparaíso) pum!, se ha transformado en una muestra perfecta de todo el cerro. Como una pipeta de laboratorio que agarró de todo un poco.
Hasta que finalmente en la micro se encuentra un Valparaíso pequeñito pero muy representativo de nuestra ciudad: estudiantes, obreros, cuicos, flaites, señoras con guaguas, señoras sin guaguas, minas ricas y otras simpáticas, profesores, artistas, poetas, weones locos y weones más locos aún.
En fin, todos arriba de la micrito con cara de “y cuánto falta pa llegar, ah?”

Así es Valparaíso.
Donde uno vaya se encuentra con una mezcla perfecta -o casi perfecta- de todos los que participamos en el reality-shop.
Y claro, la marisquería “Los porteños” no es la excepción.
Adentro de ese local uno encuentra desde poetas hasta candidatos a concejal, pasando por reuniones de amigos, familiones, bienvenidas de empresas, y despedidas también.

Y lo mejor de todo es que uno encuentra unas hermosas y contundentes pailas marinas, que uds se caerían de poto al probar lo buenas que son.
Las pailas llegan hirviendo (onda lava de volcán en erupción) y con un tremendo huevo adentro. Los mariscos llegan enteritos así por ser.
Bacanes-pulentos.
Y acá quiero hacer una pausa. Onda pffiiik. Detenemos la cinta y sigo de ahí.

Cambio de día y de onda.
“K-ioia” es una amiga, una buena amiga que estudió conmigo en la Universidad, y en donde nos hicimos yuntas. No alcanzó a estar mucho tiempo en la U, pero seguimo la amistad hasta que se fue.
Hasta que se fue a España digo, porque tuvo que irse pallá con su hijita (la “pachanita” que ahora está re grandota).
Pero k-ioismo volvió hace poco de vacaciones y nos reencontramos.Y fue bacán.
Un día, por ejemplo, nos tomamos 3 botellas de vino en el Bar Don Rodrigo. Y puta que es rico tomarse unos buenos tintos con una amigaza.
Pulento encuentro.

Y otro día fuimos al Mercado Central de Santiago pa aplicar pailazo marino. No me pregunten cómo, pero entramos a “Donde Augusto” que tiene tomado el mercado (en vez de Mercado Central debería llamarse “El Mercado de Augusto y el resto”).
Augusto es terrible de acaparador.

Bueno, ahora quiero que echen a correr la cinta de lo que les estaba contando antes, pero sin sonido. Achiquen la imagen un poco y la colocan a un costado, plis. Onda computeichon y wá.
Corre video y sigo la cháchara.
Entramos al peo onde Augusto y probé una de las más asquerosas pailas marinas que he probado en mi vida. Una weá color rojo que parecía que le hubieran tirado un tarro de salsa de tomates encima. Los mariscos estaban picados como si fueran pedazos de manguera pa regar el pasto. Parecía una paila marina de caucho. Puaj.
Y lo peor de todo (viene algo peor, afírmense) fue que, por estar sentados en un lugar tan top, tan famoso que a cada rato sale en televisión….lo peor de todo, les decía, es que la weá de paila era CARÍSIMA por las rechucha!!!!.
Eso fue un asalto a mano armada, y sin piedad.
Repito, y confirmo: es la peor paila marina que he comido en mi vida.

Ahora agranden la pantallita de la historia que les estaba contando antes, y pónganle sonido, porque vuelvo a contarles.

Bueno, ese día (el día que fui con mis viejos a comer paila marina) seguí pendiente del mesero cariñoso. El loco tiraba la talla pa todas partes, hasta que llegó a la mesa de nosotros, y mi viejo le pidió una botella de vino blanco.
- Tengo puro Santa Carolina- dijo el mesero.
- ¿Y cuántas estrellas tiene? - preguntó mi padre.
- No sé, tendría que contárselas- respondió el loco, y nos cagamos de la risa todos.

Puta el weón chistoso, y agarró papa con nosotros porque cuando ya habíamos terminado de almorzar, se puso a chacharear a full con mis viejos, y conmigo por supuesto.
Mientras nos agarrábamos la wata de risa el compadre nos contó que él era un loco terrible de humilde. Tan humilde que en el colegio sus compañeros de curso poco menos que creían que él iba a terminar viviendo debajo de un puente.
Contó que un día se juntó con ellos, después de muchos años, y que casi no lo recocieron hasta que dijo que él era “El Carlos, ….el que vivía en la quebrá”. Y sus compañeros quedaron pa entro de verlo tan top, vestido como pa salir a bailar a cualquier salsoteca del mundo.
En ese estilo el compadre.

Bueno, Carlos también nos contó de un tratamiento dental que se estaba haciendo con un dentista que vive en el mismo edificio onde él vive. “Más que un dentista, es mi amigo”, dijo. Y siguió: “Yo lo weveo caleta porque me hace ir a la consulta y me saca la muela, me mete una muela provisoria, y después me saca la muela provisoria, y me la vuelve a poner, y ya me tiene loco el weón de tanto que me la mete y me la saca”.
“Déjame la weá puesta alguna vez po le dije en la consulta”, remató.

Wajajajaja, mis papás estaban cagaos de la risa con el mesero mientras el loco, pa contarnos cualquier cosa, nos agarraba de todos lados. A mi viejo, por ejemplo, le pegaba unos toques con el brazo, como aleteando mientras le hablaba a mi vieja.
Era pa cagarse de la risa.
A mi también me agarraba, de los hombros por ejemplo, y nos cagábamos de la risa. Con la boca abierta como si estuviéramos en la consulta del dentista amigo de él.
Así: WUAJAJAJAJAJAJAJAJ con todo el hocico abierto. Yo le veía las muelas por ejemplo, pero no recuerdo si tenía tapaduras.

El loco embaló tanto con el sistema, que se empezaron a ir todos los clientes del restorán y quedamos nosotros solos.
No sé cómo, ni por qué, pero después empezó a contarnos sobre los papás de él. Y nos dijo que cuando él era cabro chico, lo obligaban, todos los sábados en la mañana, a tomar clases de…baile!!.
Si, así tal cual: clases obligatorias de baile.

Los papás de este compadre lo obligaron a aprender a bailar tango, salsa, twist, cumbia, cueca, y lo que fuera. Generalmente los papás lo obligan a uno a tomar clases de matemáticas o de historia, pero ellos no. A Carlos, sus papás lo obligaron a bailar.

Y a pesar de que, al principio, ninguno de sus hermanos entendía ná, nos dijo que es el regalo más hermoso que sus padres le podían haber dejado, y que él, a fiesta que va, se pone a bailar como pirinola.
Y aquí el loco, que había estado meta tallas, hizo un cambio cinematográfico y nos contó que hace unos meses su madre había muerto en sus brazos. La señora estuvo re mal y “lo esperó” a que apareciera él pa morirse mientras él la sostenía.
Nos contó eso, y al compadre se le llenaron los ojos de lágrimas y, la verdad, es que a nosotros también.
Y ahí estábamos: casi llorando en una mesa del segundo piso de una marisquería famosa en Valparaíso. Mi vieja se emocionó caleta. Snif. Y eso que ella no tomó ná de vino.
Yo sí tomé, y estaba como cuando fui a ver La Vida es Bella: no quería llorar, pero casi.
Carlos tenía los ojos como de pescao. Grandes y brillosos.

Eso sería todo, pagamos la cuenta, y mientras bajaba la escalita el mesero me dijo “voh tení que llamarme cuando vengai a Valpo pa tomarnos un copete po”, y me anotó sus números de teléfono en un papel que todavía tengo guardado.

Fue cuático todo.
Un día de contrastes como dirían en la tele.
Pasé de la culpa a la alegría.
De la risa a la pena-casi-llanto.
Pasé de ser uno de los que miraban cómo el mesero se besuqueaba, y abrazaba, con los clientes, a ser “uno más” de ellos.
Y del día a la noche porque cuando salimos del restorán con mis papás ya estaba oscureciendo.
Es mi propio ying y yang, pero en chileno. Yo lo bauticé como “el bú y el já” o el Já y el bú”.
Como sea.

Ese día con mis viejos salimos del restorán cuando Valpo se estaba poniendo de color azul, felices de la vida, y yo pensando en que lo adoquines de la calle se ven bien a eso de las siete de la tarde porque les llega un brillo re groso. Parecen panes batidos, pensé. Y sobre ese concepto nos fuimos caminando con mis viejos: sobre una calle llena de panes batidos azules.

Si aparecen las letritas de fin de la peli me avisan.
Plink!

25 comentarios:

María Graciela says dijo...

Pan "batido"
juajuajuajua. De ahì me pego un comment. Pero estoy en estado de : s.o.l.o.m.e.r.i.o.

jjajajajaj


atte

maru

Balsero Cubano, catador del Resto Los Porteños dijo...

Juan Soto:

Por fin has renovado este espacio
que ya es casi un rincón literario...
pero literario entrete pos weon,
no como aquellos que parecen
hediondos a naftalina y que son
más fomes que bailar con la hermana.

No daré nombres bum! bum!
jajajajajaja

O quieren sacar al Yerko que
llevan dentro?????

Lo digo o no lo digo!!!!!

bum! bum!

jajajajaja

Mejor no lo digo, porque siempre
escupes al cielo y te cae
en la cara y tu conciencia se
dispara... para y escucha esto!!

jojo.


Si pos loco, Valpo es todo
un "concepto" como dices tu....
y cada vez que digo "concepto"
mi ojos se llenan de lágrimas,
pues siento que ya no puedo
emplear esa palabra, pues
es como una marca registrada por
ti...

Pero yo la usaba tanto

snif

:(

en fin....


Valpo me gusta re harto, bueno
de antes de saber que existía
un Juan Soto, yo ya rayaba la
papa con ese lugar... y trabajé
en él.

Y cuando camino por algunas de
sus calles me acuerdo de algunas
personas.... sobre todo una
mina... pero bueno, eso ya te
lo conté una vez y ademá lo
publique en mi flog
(gracias por tu posteo, aunque
debo decir que se te anduvo
dando vuelta el paragua)

jajajajaja!!!

ya Juan

un beso para ti

si con lentes tb te ves lindo

wachón!

JAJAJAJAJJ

WÁCALA!!

saludos un abrazo
y aguante el kilo de palta hass!

Loucilla dijo...

wennaaaaaa, por fin! jajaja como lo haces para escribir asi? con al carol intentamos descifrar porque eres como eres pero no encontramos la respuesta, juas!
Gracias por ir ayer :D
en un rato te mando las fotos, siempre y cuando tu ME MANDES LAS FOTOS TB!!! porfa, las necesitamos :D

saludos.

Lou

PD: ENCONTRE LA CHAPITAAAAA eh eh eh

Beattori dijo...

Hola mi estimado amigo,

Así como usted dividió la historia en dos partes, creo que mi lectura deberá ser interrumpirla por fuerza mayor...así que te hago mi primer comentario de la mitad de tu historia:

- está quedando buena buena!...-

jeje, abrazo.

Susana.

MAQUIZ dijo...

jajaja... como va juanso!!! veo que bien!!! me gusta eso tuyo de hacer sociedá... esa manera encantadora de describir las cosas... te pasaste, eso de los panes batidos lo encuentro tan delicadamente descrito... me gustó.. por fin la segunda parte po... shiiita que creaste expecteichon con la cuistión... teni todo un manejo de cámaras a todo cachete.. te pa- sas - te... jajajajja yap besos... y con tanta paila marina no me queda otra que guardarme la que te ´debo en el bolsillo... jajajaa... oye el o´tro día comí sushi y tengo toda la sensación qeu los que probé en el sushi bar onda primer sushi de mi vida hace unos dos años atrás... estaban vencidos jajjajj que onda, como pa demandar a la universidad... lo que probé el otro día estaban muy wenos... los venden onda en el patio de la u... como si fueran sopaipas de la vida... sushi al paso!!!

Saludofos.

MAQUI

MAQUIZ dijo...

A TODO esto hoy día ando en estado como dice doctor sotismo... de bú a já.. de já a bú... jajajajja! bu bu bu... :P

MAQUIZ dijo...

deyabú??

Isabella dijo...

jajjajjajaja.... juanso la cagai pa chistoso, me reí todo el rato... grande juanso! vivan las historias de juanso!!!

marceloide dijo...

Este Who& la lleva todo el rato con sus historias. La dura q deberías meter todo el concepto en una coctelera, batirlo bien y despacharte un Valpo Bizarro, continuando la saga de don Paz. Tení las historias, tení la gracia. Te falta ponerlas en papel, como alguna vez le sugerí a un taxista. No dejes que te la gane un taxista.

Qué fuerte lo del garzón. Calculo q ese cuate está unos 5-7 años adelantado a su época.

La ilustra-boceto está de pelos. Pero me quedé pensando en 2 temas: la metáfora de la micro chiquita y la actitú cero rencor de tu vieja. Me pongo de pie pa aplaudir.

Triunfa!

malas juntas dijo...

puta juansoto y la conchetumadre que escribis chistoso. me alegró leer la 2da parte de la historia, y me alegró más leer el guiño que hiciste al Valpo Tour 2007 que consistió en beber+comer+beber+comer, todo un ritmo turístico.
bueno, también "2 dedos hacia arriba" como decis tú, para el DIBUJO!!!! notable... me gusta que el bló tenga sólo dibujos del autor... lindo lindo.
ya loco, salut y viva valpo!

María Graciela says dijo...

y como doctor en sala de espera digo:

PASE!

Listo, mi turno, ahora si que comento.

Esa supercontradicción entre lo que imaginé y lo que pasó hace que la historia se ponga interesantona.
Pobre hombre pensé. Pero después caché que no.
Tu mamá es de otro planeta.
Yo también "ME PONGO DE PIE"

Yo siento que la culpa es pésima, lo he dicho caleta de veces.

Quiero ir a "Los porteños 2"

Pienso que ese marinero es como todo en valpo. Más remolinos que te sorprenden y cagaste, enganchaste con uno y no se suelta hasta el final.

Hoy: "Sólo cosas que podrían haber pasado en Valpo"

Acuerdate de una pared en la casa de Gonzalo.

y repito:

PAN BATIDO


Juajuajuajuajuajuajuajuauajuajuajua

Pta que me rio!

Atte


Maru

El Balsero Cubano dijo...

Juanso.... dedicame un poesía!
es que escribes tan lindo

jajajajaja!

saluos cabeza de coliflor!

sol dijo...

jajajajajajajjajajjajajaja
pucha quiero vivir en valpo, la dura

y quiero carretear con ese loco tambien y abrazarlo

y me dio hambre asi que tambien quiero comer paila marina


jajajajaja

Juansotismo dijo...

María Graciela Says: Oye que te reí con lo del pan batido. Allá en Valpo nos reímos cuando dicen "marraqueta"...grrrr. Te voy a dar otras palabras que decimo en Valpo pa ver qué te parecen: "salida de cancha" (buzo deportivo) y "cuchillo cartonero" (que es mucho mejor que decirle "tip-top"...gaia).
Valpo está lleno de re,olinos, paredes y locos lindos. Ah, y gatos que avisan cuando viene alguien y perros detrás de una perra.

Antes de ir a Los Porteños 2, hay que ir a Los Porteños 1. El original.

Balsero cubano: Qué bueno que te gusten las paltas. Con pan batido calientito quedan d pelos.
La palabra concepto la uso pa bajar un poco del pedestal a los diseñadores, así que dale no má loco. Conceptualicemos la laif completa.
Aplícate con el concepto.
Y otra cosa...¿pa qué querí que te escriba una poesía?, acá el poeta erí voh. No sé cómo xuxa lo hací.
Eres un concepto en ti mismo.
Balserismo puro.

Loucilla: Qué bueno que encontraste la chapita. Yo perdí una muy importante, pero mejor no hablar de ciertas cosas.
La respuesta de cómo soy está en Coquimbo. De allá es la familia de mi vieja.
Eso.

Beattori: Cuando terminí de leer me avisai. Ok?.
Dale!!.

Maquiz: El bú y el Já es un concepto que está instalao en la laif de cada uno. Esto lo dice el Dr. Sotismo.
Dale una oportunidad al sushi. Cuando probí sushi del bueno vai a cachar el mundo realmente. Tu vida será pre-sushi y post-sushi.
La pulenta.

Isabella: Misch!!, qué bueno verte por estos lados. Te-le agradece la visita. Venga cuando quiera.
Ya lo dije antes, si no estoy dejai el recado.

Marceloide: Lo del libraco en papel es algo que estoy pensándola muy seriamente. Sobretodo publicar mi antiguo bló, ese que dejé botao. ¿Te acordai master?.
Yo tb me pongo de pie por mi vieja. Antes no la entendía, y hasta me molestaba que tuviera cero rencor pa todas las cosas, pero ya caché la propuesta conceptual de mi vieja.
Es mejor vivir sin rencor. Too el rato.
Los que viven si rencor no tienen problemas a los dientes, eso he cachao. Es cosa de conocer a mi madre.
Impeque ella.
Es bueno eso del concepto pedrocarcurismo.
Vale!.

Mals juntas: Beber+comer+beber+comer, y así. Deberíamos repetir eso.
Acá o en Valpo, pero repetirlo.
Grax x los halagos.

Sol: Te aseguro que si vai a Los Porteños el loco te abraza, con besuqueo incluido. Es cosa de que te apearezcai por allá no má.
Y no me digai que estai esperando que te invite porque usted y Cía está invitada too el rato pallá.
Vivo en el Cerro Los Placeres. Ojo.

yOnObOrrO dijo...

solo se q la proxima vez debo conocer y besar a ese señor... quiero y necesito otra paila marina, otro pinot, otro pan con pebre y como postre su beso de mesero,,,,,,

tu historia juanito me emocionó otra vez, para bien y para mal, como el bú y el já....

besito.coni viñeta valpo tour 2007

MAQUIZ dijo...

he guerto a las canchas... hemos derrotado las malas vibras... já!!! saludos juanitorsrsr!!!! ... quiero sushi de su madre.. jajaja

MAQUIZ dijo...

Estimado cliente, le informamos que el bló ha sido nuevamene habilitado, hemos remozado y cambiado el personal y nos encontramos en óptimas condiciones y a su servicio, lamentamos el tiempo fuera de cobertura, pero ya estamos con la mejor tecnología y la mejor disposición.

Le damos la bienvenida!

Atentamente se despide,

RRPP
www.macarenasalazar.blogspot.com

Anónimo dijo...

J E B U S

Llegue recomendado por lou, y estoy con los ojitos brillantes como el pescadito de la historia, ya q me da mucha risa la forma q cuantas tu vida, ademas lou me cueta q en la vida realiti eres igual asi que espero ke karretear con mute y tu po.

María Graciela says dijo...

Oiga mejeeeto

actualice la cosa pueh. Así por sersh.

Péguele una bañadita, una perfumadita y una peinadita así.

Onda así como en la buena onda...

Un amorsh-tadela (a lo pablo)

Cuidesela!!!

Chabela!

SUBA Y EMPUJE dijo...

JAjajaja me he reido mucho con su forma de contar las cosas que le pasan

Espero que estes mejorcito.

Ta muy bueno tu log



besotes



cote

Loucilla dijo...

y cuando actualizai???? no digas ke no tienes tiempo

Gina Pane dijo...

Dios santo!!

Qué bello Abril...

Anónimo dijo...

ya po escribe meldá!!!!!

solsito

Blusa Transparente dijo...

PUcha el blozz pa bueno.
Me encantó, no sé cómo diablos llegué acá, pero no importa.

Saludos

ciruelita dijo...

Hola, no nos conocemos..y llegue auqi buscando informacion sobre "los porteños".. he comido en el de caleta portales pero estaba buscando y creo que en unos minutos mas me voy a almorzar al que queda en el mercado.
Soy porteña, y te puedo decir que esos relatos de mi ciudad me encantan.
Un abrazo.