lunes, 14 de mayo de 2007

Youngsotismo



Cuando yo era pendejo me sacaron una radiografía pa saber mi edad biológica. No tengo idea pa qué xuxa hicieron eso, pero la cosa es que el examen de mi edad biológica dio un resultado alucinante (alucinante pa mi claro está).
Yo debo haber tenido 12 años, pero según lo que decía el resultado mi edad biológica era de un pendejo de 9 o 10 años.
No sé por qué, pero recuerdo haberme tomado la noticia con bastante alegría. Incluso armé teorías de cómo me vería cuando fuera viejo (en esa época “viejo” pa mi era tener 18 años).
La cosa es que con los años esa diferencia, entre la edad que yo vivía y la edad biológica, fue aumentando hasta que ya nadie –salvo mis padres y mi hermano- cachaba qué edad tenía yo realmente.
No fue una etapa que me marcara mucho, ni que yo haya quedado traumado con el concepto, pero recuerdo que cuando tenía 25 años era un poco molesto -a veces- estar demostrando que no tenía 18 años. Sobretodo cuando a esa edad ya estaba dando mis primeros pasos en el trabajo.
De hecho con el tiempo tuve que cambiar hasta mi forma de vestir pa tratar de verme un poco más “adulto”, o serio. Fue la época en que era independiente, y quería dejar de parecer universitario eterno.

Así, hasta que empecé a llegar a edades supuestamente viejas. Como cuando cumplí 30 años no queriendo cumplirlos. O cuando supe que tenía 34 años, pero no sabia por qué.
Y así, hasta hoy.

¿Y por qué me acordé de todo esto?.
Bueno, llevo como 4 días escuchando el mismo tema musical. El grupo es Stereophonics, y el tema se llama “Maybe tomorrow”. Y ando tan pegado que debo haber dejado un forado en el disco de tanto escucharlo. Una y otra vez, por muchas horas. Como por 72 horas escuchando ese tema que me dice algo así como “puta loco, qué bueno que estamos juntos”. Una cosa así, según mi manera de ver las cosas.
He viajado a Valparaíso escuchando el tema, en mi casa cuando me levanto es lo primero que coloco, en el trabajo…xuxa…en todos lados escuchándolo.
El otro día me junté con un amigo y le dije que me perdonara, pero que iba a colocar un tema repetido mil veces. Y ahí coloqué de nuevo a Stereophonics.
Pegao.

Eso es lo que me pasó el sábado pasado cuando me junté con mis ex compañeros. Estuve pegao.
Hubo un cumpleaños de una compañera y no encontró nada mejor que invitar a viejos estandartes de cuando estudiamos diseño en la Universidad. Estoy hablando de gente que se conoció el año 1990. De esos tipos estoy hablando. La caída de carné fue monumental.

Pero estuve pegao, no de ver lo viejos que estábamos, sino de verlos tan bien (de vernos tan bien mejor dicho). Nos veíamos todos tan poco-viejos, y hablando weás que normalmente uno no esperaría hablar con weones de 36 o 38 años.
Nadie habló de guaguas, ni de cómo cambiar los pañales, o del colegio de los niños, o de economía doméstica. Parecíamos solteros de 28 hablando de cualquier wevada.
Como en los viejos tiempos.

Nadie estaba con poncheras vergonzosas, ni canas delatoras, ni calvicies. Nada de eso.
Una amiga una vez me dijo que las carreras de diseño, o arte, rejuvenecían.
Y ese día lo creí más que nunca.

Algun@s de mis compañer@s, incluso, están mejor que antes.
Éramos como un experimento de puros weones viejos, pero jóvenes.

Eso me dejó pegao.
Y me dejó pegao también el saber que vivo una etapa bastante rara.
A esta edad de la vida se me presentó algo que me tiene viviendo, y ganándome los morlacos, gracias a la tecla que siempre toco, la de los jóvenes. Trabajo para, y con, puros weones jóvenes.
No hay caso, pero me siento viviendo en un plano que no es ni acá, ni allá. Todos mis amigos actuales tienen como 10 o 12 años, menos que yo.
Lo peor es que, a pesar de las bromas que me hacen, paso bastante piola junto a ellos.

Siempre ha sido así: juntarme con gente joven, o menor que yo, pero esta es la primera vez en que son mayoría (antes era un poco más mezclada la cosa debo reconocerlo).
Ahora vivo en otro plano, decía.

El sábado era como estar en una peli en donde se juntaban los protagonistas 10 años después.
Pero en el resto de mi vida vivo otra película. En otro lado, con otro director. Otros protagonistas, y con otra banda sonora por supuesto.

Me pasan cosas buenas desde hace un tiempo, y quiero que me sigan pasando.
Como dijo un tipo que ese día estaba en el cumple y que es pareja de otra compañera de universidad. Él tiene 39 años y se ve como un tipo de 27 años, en parte debido a que volvió a estudiar otra carrera a la universidad y se relaciona con puros locos de 18 años. Ese tipo me dijo, mientras se agarraba los pelos de la cabeza, “Vivo una segunda vuelta de tuerca”, y se cagaba de la risa de que nosotros estuviéramos escuchando a Charly García y su viejísimo “Estoy verdeeeee, no me dejan salir…”.

Eso me pasa a mi. No que esté verde, sino que estoy viviendo una segunda vuelta de tuerca que no sospechaba. O quizás la primera vuelta de tuerca en realidad.

Estoy bien.
Manejo mi vida a mi pinta. Vivo como joven, pero con recursos de adulto-fome.

Siento que tomé un barquito que me estaba esperando hace años, y que recién estoy saliendo al mar. Yéndome lentamente a otro lado.
Y despidiéndome de cosas, y personas, que antes me tenían en la tierra. Personas importantes en mi vida que estoy dejando atrás.
Duele un poco eso.
Ahora voy solo, y escuchando “maybe tomorrow”, por ejemplo.

Ese día veía a mis (ex) compañeros desde lejos. Yo en mi barco y ellos en los suyos. Tenía ganas de irme a compartir con mis amigos (los de 25 años). Llamarlos y decirles, ¿chic@s, qué tal un copetito?.

18 comentarios:

Beattori dijo...

Mi gran amigo Juan Soto, primero que nada te quiero agradecer por tu amistad, has sido como mi hermano este tiempo y más allá de los años más o menos, creo que lo más relevante en todo este tema de la amistad es superar la coyuntura, superar las circunstancias, la amistad es como una realidad paralela que permanece, no importando las canas, lo doméstico, etc, etc. Es por eso que quizás encontraste en nosotros aquello que buscabas, ese aire nuevo, que también va más allá de nuestras edades (25-26), tiene que ver con una actitud de vida que nos inspira a seguir en pie aun frente a la dificultad, y eso es lo que tienes tú. Ayer no sé por qué te miré y te dije: Levántate y anda...(hueviando seguramente), pero después pensé : Por qué le dije eso a Soto?...jaja...Y bueno, quizás es porque todo este tiempo me he dado cuenta que vas para arriba, que tu alma no permite que estés encerrado, apretado, inquieto, aburrido...tu alma tiende a mirar hacia arriba, a volar, a ser feliz...y me alegra amiguito que estés feliz, que nos eches de menos, porque nosotros también te extrañamos. y que aspiraste a ser feliz y creo que el destino nos hace sufrir un poco por optar a la felicidad individual, la felicidad se paga, pero luego nos abre las puertas para regalarnos lo mejor...Esa es la recompensa.

Un abrazo Juan grey!.

Juansotismo dijo...

Beattori!!!:
Así es, hemos logrado una linda y gran amistad en este tiempo.
Y qué decir del resto de l@s chic@s. Snif.
Siempre recuerdo esa vez en que íbamos todos juntos callejeando por Santiago, y yo iba alucinado con las calles, la gente, los lugares que encontrábamos (no cachando ná de Stgo, todo era novedad pa mi, y lo sigue siendo). Bueno, en ese momento me dijiste "Soto, esto es lo que andabas buscando hace tiempo".
Y nunca es tarde, dicen. Llegó lo que andaba buscando hace tiempo.
Lugares nuevos, calles nuevas, gente nueva, y uds por supuesto.
Y acá estamos.
Con la recompensa, como dices tú.

Doble snif.

Un abracito amiga.

María Graciela says dijo...

Buena Soto
Que loco eso de tu vida. Yo igual no te conozco mucho, pero es interesante la cara de cabro chico que te gastai.
Sin embargo no sé, eso de rebelarse contra la edad es como raro. En realidad no existe un patrón de actividades de acuerdo a una edad. Sólo existe la experiencia y el cansancio. Según yo ese es el punto.

Respecto a la música. Cito a mi amiga "lo fome que somos los judeocristianos"
Cacha lo que es creación pa los Hindúes:

"Brahma emite el primer mantra OM provocando con ello la vibracion que va dando vida a los objetos. Siva danza y al tocar con sus pies la tierra emite un sonido que da nacimiento a los estados del ser.

Al parecer el sonido tendría la capacidad de abrir un espacio (loka). Es la propia "acción" de Brahma al pronunciar el mantra OM, la que abre el espacio para el despliegue de sus vibraciones. En el mantra OM la M representa el poder de expansion o de prolongación de las vibraciones. Así, el desgarro de Brahma al emitir el sonido crea el espacio y la prolongación de las vibraciones y su continuidad permite además la aparición del tiempo.

Siva es el asceta que se vence a sí mismo, que con el cuerpo pintado de cenizas medita en la cina del Himalaya para expiar su deseo por Parvati, hija de esa montaña. Siva-Parvati simbolizan la naturaleza andrógina de Siva. Mientras el universo se despliega, Siva y su energía están amándose mutuamente, proporcionandose placer el uno al otro, pero al diluirse uno en el otro, alcanzando el éxtasis, el universo se repliega, estableciéndose la unidad."

Y es porque todo el música y no estoy ni ahí con irme en la volá mística. Pero loco, la música es mucho, mucho más de lo que imaginamos.

Saludos


Maru

Ah, y si, esto del mundo blog es como, como... no sé en realidad como es. Chori?

Loucilla dijo...

eh eh eh! deseo cumplido, bló actualizado.

Me encanta como escribes y me encanta como eres, alegre y entretenido, parecieras nunca aburrirte e irradias eso a los demas dejando un buen recuerdo.

¿Te confiezo algo? cuando recien te conocí me caiste pésimo...pero ya no, jojojo.

Saludos

PD: en mute no me creían cuando les conté la edad que tenias, jajaja

Juansotismo dijo...

María Graciela:
Oooommmmmmmmm....
Niña, la volaíta!!!.
Oye, yo tb creo que la música es una weá muy potente dentro de mi vida, y ojalá dentro de la vida de todo el mundo.
Si me quedara sordo yo creo que me mato al otro día.
Ahora bien, estaba pensando en cómo hacer pa escuchar las ochocientos millones de bandas emergentes que aparecen, más los trescientos millones de bandas que ya hay.
No sé. Me complico porque quiero escuchar TODO (bueno, a todo lo que sea rock me refiero).

Me quedó dando vueltas eso de que "...al parecer el sonido tendría la capacidad de abrir un espacio...".
A mi la música me lleva a unos espacios increíbles, ponte tú. Yo cacho que la uso pa teletransportarme a cualquier parte.
Una cosa así.

Habrá que seguir zapateando en el suelo entonces.

Loucilla: la dura que te caía mal???. Entonces no era talla cuando me dijiste eso un día.
El medio concepto.
De todas formas lo que me dijiste ahora es muy re groso, la verdad.

Ah, y otra cosa: no andí contándole a los de Mute mi verdadera edad po. Viste que van a creer que ahora llegan al público "adulto". Já.
Capaz que se achaquen los pobres.

marceloide dijo...

Cuando recién llegué a mi ex-laburo y me presentaron al q sería mi colega, Who&, pensé que tendrías, a lo más, mi edad (30). Me caí de raxa cuando supe de primera fuente que teníai 35.

Desde muy temprano caché q había un rollo entre tú y el carné. Así como una resistencia - más o menos evidente según la ocasión - a todo lo que significara envejecer. Al principio pensé que era cuestión de inseguridá, justamente porq la mayoría de tus amigos o la gente q admiras eran menores o iguales a ti en años, pero luego caché que el cuento iba por algo más profundo, más sutil quizá. Lo tuyo es mantenerse despierto, joven de espíritu, sin resignarse a las empaquetaduras del arquetipo "adulto-joven" (ese aburrido vestíbulo que conduce al salón de la gravedad) con todos sus convencionalismos y actitud conservadora de yeso endurecido. En ese sentido, tu jovialidá es ejemplar, compadre.

Si bien nunca le he concedido tanta importancia a la juventú (ya hay cosas de adolescente que de plano me parecen pendexerías o berrinches) en cuanto a "forma", sí la respeto y me gusta como "fondo". Me siento full identificado con oponerse a cualquier forma de establishment, partiendo por las convenciones sociales + etarias, y uno de mis emblemas es esa frase que dice: "Lo mejor en vida es morir joven, pero postergar esa muerte el mayor tiempo posible" (creo que es de Byron, pero no quiero carrilearme).

Y sí, que yo sepa, siempre te he visto con camisa, pantalón piola y zapatos. Seguro que si fueras x la vida con zapatillas y polera, te pedirían carné hasta pa entrar al cine. Jajj!

Un abrazo y triunfa!

PD: la ilustra del cassette te quedó increíble!! sigue dándole a tu arte, Who&!

Loucilla dijo...

No se achacaron, se CAGARON de la risa. Pero no les importa, ya lo deben haber olvidado.

malas juntas dijo...

Juan Ernesto Soto de las Mercedes: puta que escribes lindo, debierai escribir pal Santiago en 100 Palabras o algo así (apuesto a que no se te ha ocurrido). Bueno, no voy a responder nostálgicamente y de "aaaah" tierno, sino que simplemente me da gusto tener un compañero de 45, que parece de 36, pero tiene 15 (algo así es el tema de la edad, no?).

En realidad si hace 10 años me hubiesen dicho que iba a tener un amigo 10 años mayor que yo pero que ibamos a compartir música, copetes, y el weon iba a carretear más que yo, no me la hubiera creído. Y así nomás es la cosa, el sábado vamos a La Renga y seguramente a la salida el loco tendrá ganas de seguir webeando... no es malo.

Los años dan lo mismo, son una casualidad, así como la nacionalidad, el idioma, la familia, y tantas otras cosas que vienen por simple y pura casualidad.

Destino? NO WEON!! casualidad

aguante Juansotismo para rato.

vivan los cassettes, el personal stereo, y la televisión sin cable (bueno, la tele que no viva, pero como al dueño de este blog le gusta, le damos en el gusto por esta vez)

salud!!!!

Juansotismo dijo...

Marceloide, Loucilla y Malas Juntas:
Puta que felicidad leerlos wn!!!. Me siento como adentro de un comercial de algo bueno. No tengo idea qué, pero de algo bueno -repito-.
Si hace 10 años me hubieran dicho que iba a andar weveando con locos de 25 mientras yo tenía -casi- 37 años, no me lo hubiera creído tampoco. A lo más con wns de 30.
Pa mi la edad, ahora, es un dato entretenido. Me cago de la risa. No sufro con la weá. Me lo tomo bien, porque en realidad estoy bien, y me siento bien (esto parece eslogan de comercial, ¿no?).
Bueno, la cosa es que me gusta lo que escriben acá, allá, ónde sea. Como diría Julio Iglesias: os amo, os quiero, os adoro.
La juventú está acá (señalo mi cabeza con el dedo índice derecho). El sábado, por ejemplo, voy a ver la Renga y claro, habrá que tomar algo después de eso, digo yo. Y ya no veo “tanta tele”, aunque, perfectamente, podría decir que ya no veo tele.
Así carepalo.

Grazias totales por eztar acompañando a ezte humirde servidorz.

yOnObOrrO dijo...

no puedo postear en este bló, no he cumplido la mayoría de edad aún...

coniiita 17

(después de las 730 puedo, ahi paso a los 21 automáticamente)

Emesilva dijo...

Sotein!!!!, el querido sotein...que buena saber de tí, que estas vivo,...el sotein, "er niño broma"...el que "casi" me vendió un casillero cuando yo era un mechón iluso... el único que me aganchó para filmar la irrepetible persecusión de la cámara asesina que salía de un casillero con la canción "Muchachita" de fondo...VHS...cámara al hombro....uuuu....esa onda?...si, definitivamente tengo 34...un día la subo al yutú para que tus nuevos amigos la vean.

Me acabo de enterar de tu blog, puta la weá...no te veo hace 10 años y me cago de la risa contigo igual que ayer...leerte es como escucharte (sonó muy maricón?)
Una lata... no pudimos ir al cumple de la angy ...ah!...sorry, a todo esto... soy el Chelo (la Pili en la ofi del lado como en los últimos y mismos 10 años).

Estuvo guena la escritura de la juntancia con los viejos tercios pero me gustó más la de tu hermano...guena, guena.


Chelo y Pili

Emesilva dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Juansotismo dijo...

Chelo!!!!
Toooinnnnnnk??
Loco, ni cachaba quién me estaba hablando. En un momento pensé que era dios.

Weón, te juro de wata que ese día de la juntación con los viejos tercios te vi a voh entrar con un violín, pero parece que era una garrafa de tinto.
No sé pero la pulenta que te ví.

Oye, y cómo que no me veí hace 10 años???, si hace dos que nos encontramos en la calle Valparaíso, en Viña.
Ahora resulta que soy transparente.
Uta la weá. Te conversé weás re lindas y voh te reíai harto.
Ná que ver po gallo. Si soy un ser humano también oh.

Ya. Saludos a la Pili.

El Balsero Cubano dijo...

uuff no leí todos los comentarios
algunos me los salte por extensos...

Pero de un comienzo me
impacto el asunto de tu edad
osea... no la creía... aunque
me gustaría hacer una encuesta
entre mas personas para saber
y cachar, onda:

¿Usted joven - jovencita, usted
loco o loca cuanto le hecha
a este tipo?

En fin.

Te estoy copiando el mismo
sistema, pero yo me estoy
juntando con gente de 19 y 20...
no son 10 o 12 años de
diferencia, pero me aburri
de todo ustedes.... manga
de viejos.

ja!

adios.

kaioia dijo...

te confieso que lo de la edad nos preocupa a todos, cuando pensaba de camino a chile que los veria despues de tanto tiempo ,pense que que pasaria si estubieran hecho unos viejos , con guata y tooo y que hablaran de niños y cosas de esas normales a los treintaitantos..que horrror pense...pero no fue asi, mas bien al contrario y como tu pense en que todos estaban igual o mejor que antes, en fin no se si sea por el arte o porque nos elegimos con pinsas pero parece que somos todos o ksi del mismo experimento sociologico , en fin me alegre mucho de verlos y de verte a ti en particular, ya sabes nos conosemos hasta la medida de la nariz jajajaque buena que sigas igual por fuera y mejor por dentro, evolucionar no es envejecer besos , te quiero

leosan dijo...

la pregunta ¿?..na que ver eso si con esta nota.........habremos sido mi hermana y yo las que te contamos en un carrete en un depta en santiago..sobre el REGRESO DE NIÑO PROBLEMA ??????.....o donde supiste??.....la verdad que nosotras somos amigas de miles de años de esos cabros del puerto.....y leyendo tu nota caché que comentabas eso...la verdad pura curiosidad..por que aún los niños no son tan tan conocidos en la capital por eso me llamó la atención tu comentario

Juansotismo dijo...

Leosan: así es, Tú y tu hna deben haber sido con quienes me encontré en un carrete santiaguino n donde m contaron dl regreso d Niño Problema. L hablé a Chavo de eso y hasta las nombró, pero no recuerdo mxo l detalle.
D todas formas, bkn q hayan visto la nota en indie.

Y todo este cuento no tiene ná q ver cn esta nota :P

leosan dijo...

jajajaja no na que ver con la nota.....con calma la leeré y te opinaré.....chaolin birinbinbin